martes, 31 de mayo de 2011

FLOR DE PASCUA

Esta planta es conocida también con el nombre de Flor o Estrella de Navidad, ya que su floración es de noviembre a enero. Sus hojas presentan un color verde oscuro, con bordes dentados; y tiene además otras hojas coloreadas con aspecto de pétalos que pueden ser de color rojo, blanco, amarillento o rosado. En realidad no son las flores de esta planta las que son rojas, sino las hojas que rodean a las flores que realmente son pequeñas vainas amarillas, relativamente insignificantes y con negros estambres que salen del centro. Forman un género de más de 1000 especies distintas. Ésta, la pulcherrima, nombre que significa "la más bella"; procede de México.  No es de extrañar que esta planta dure más del periodo navideño, sobre todo si se riega adecuadamente.


Reflexión


La Flor de fuego, de un hermoso rojo de sangre, se considera una planta difícil de cuidar porque requiere condiciones climáticas que en las casas no se pueden conseguir. Por eso, se suele comprar todos los años en el vivero. Vivir la Pascua, experiencia de muerte y resurrección, para un cristiano, también es difícil y más si lo intenta en solitario. La flor hace alusión a la Navidad. Nosotros hacemos a la Pascua, tiempo de gozo, tiempo del año litúrgico que da a las personas bien dispuestas aquello que el “mundo” tanto anhela: el gozo, la alegría, la felicidad y que no las encuentra, porque ésta: la alegría, paz, felicidad verdadera, solo se encuentran en Cristo Resucitado. El gozo propio de la Pascua nace y se difunde en el corazón santificado por el Espíritu Santo, que el Señor Resucitado derrama en los corazones.

Canto: Reina del cielo alégrate


Oración

Señora de la Pascua, haznos portadoras de esperanza siguiendo las huellas del Resucitado: aliviando a las personas que lo necesiten, mostrando la alegría de la entrega y el encanto, la ternura de la misericordia, el gozo del perdón, el entusiasmo para que la verdadera felicidad reine en todos los corazones. Amén.

Os conviene que yo me vaya. Si no me voy, no vendrá a vosotros el Espíritu Santo.

Salmo a la fuerza del Espíritu

Señor,
envíanos tu Espíritu,
la fuerza del amor,
para sembrar la amistad
y abrir horizontes,
para sembrar claridad
en medio de la noche.

Envíanos, Señor,
la fuerza de tu espíritu,
para sellar con un beso
nuestro frío corazón.
Ven y no tardes
pues somos débiles
y si no vienes pronto
desfalleceremos en el camino.

Envía tu Espíritu
y haznos peregrinos,
sembradores de alegría.


Envía tu Espíritu
en medio del dolor;
para sembrar amor
y recoger entrega,
para sembrar sencillez
y recoger humildad,
para sembrar esperanza
y recoger amanecer. Amén.

lunes, 30 de mayo de 2011

LA AMAPOLA

La Amapola  más común y conocida es la amapola de flores rojas, típica de baldíos, cunetas, terrenos incultos y como mala hierba en cultivos de cereal principalmente. Presenta las características generales de la familia a la que pertenece y ha sido ampliamente utilizada desde antiguo. En algunas culturas se distinguió como símbolo de la gloria y de la muerte por el color y la fragilidad de sus pétalos. Precisamente de éstos se extraía un pigmento rojo para dar color al vino, así como para teñir lanas.



Reflexión


¿Por qué reflexionar hoy sobre la paciencia a la luz de la amapola? ¿No será por la paciencia que tiene que tener el labrador cuando ve que la cizaña se mezcla con el trigo? La paciencia no es pasividad ante el sufrimiento, o un simple aguantarse: es fortaleza para aceptar con serenidad el dolor y las pruebas que la vida pone a nuestra disposición. La paciencia es la virtud por la que soportamos con ánimo sereno los males y los avatares de la vida. La persona paciente tiende a desarrollar una sensibilidad que le va a permitir tomar conciencia de los problemas, contrariedades, alegrías, triunfos y fracasos del día a día y, por medio de ella, afrontar la vida de una manera optimista, tranquila. Es necesario tener paciencia con todo el mundo, pero, en primer lugar, con uno mismo. Paciencia también con quienes nos relacionamos más a menudo, sobre todo si, por cualquier motivo, hemos de ayudarles en su formación, en su enfermedad. Esperar un tiempo, sonreír, dar una buena contestación ante una impertinencia, puede hacer que nuestras palabras lleguen al corazón y cambie a la persona.



Canto: Santa María de la esperanza



Oración

Madre, en este día venimos a pedirte paz, paciencia y fuerza. Queremos mirar el mundo con ojos llenos de amor, ser pacientes, comprensivos, humildes, suaves y buenos. Ayúdanos a ver detrás de las apariencias, a tus hijos como los ves tú, para apreciar la bondad de cada uno. Amén

Os excomulgarán de la sinagoga

Salmo en la persecución


Señor, estamos abatidos,
a veces no podemos más,
nos persiguen por todas partes,
nos sentimos abrumados
y sin fuerza.

En medio de la noche
hazte presente como luz,
en medio de la tormenta
sé nuestro refugio,
en medio del miedo
sé nuestra esperanza.
Caminamos cansados,
con el corazón abatido,
estamos en las últimas
y todos nos persiguen.
Haznos valientes
a nosotros pecadores
que confiamos
en tu infinita bondad.


Ayúdanos a confiar
en medio de la lucha
cuando parece
que todo se acaba
y ayúdanos a vivir
confiando en ti,
en medio de la persecución. Amén.

domingo, 29 de mayo de 2011

LA BEGONIA

Las begonias se clasifican en tres tipos: begonias de flor, de hoja y arbustivas. Las begonias son capaces de florecer en una amplia variedad de climas. Su nombre se deriva justamente de ese atributo “siempre florida”.Las begonias forman parte de nuestras flores de adorno más bonitas y variadas. Procedente de los cultivos ingleses. Existen innumerables variedades, con flores sencillas, semidobles y dobles, y asimismo de floración invernal, cuyos colores oscilan entre el blanco, el amarillo, el rosado y el rojo claro y oscuro.

Las numerosísimas variedades se agrupan en series, generalmente referidas a la variedad original de la que luego se han desarrollado mutantes o descendientes.

 
 
Reflexión


La begonia, flor de la cordialidad, es una de las flores más bonitas y variadas. La cordialidad es fuente de bienestar Las relaciones humanas, ese trato entre personas que conviven en la familia, en el trabajo, en la casa de vecinos o en la calle, como simples peatones o a bordo de un automóvil, hoy están en peligro
de agriarse por el ritmo cada vez más acelerado con que se vive. En general, cada uno ¿No estamos demasiado preocupados por nuestras cosas y pasamos de lo que pueden necesitar quienes pasan junto a nosotros? No olvidemos que la cordialidad está hecha de alegría, de ánimo, de optimismo, de sonrisa abierta. Ser recibido con alegría reconforta y demuestra que su presencia es valorada, es querida y eso da vida.

Canto: Madre de los creyentes

Oración

María, todos vamos buscando la felicidad, el bienestar. Ayúdanos a crear una sociedad donde reine la cordialidad, la sinceridad, el respeto, la comprensión. Fundamentalmente esto te lo pedimos para las familias, base y fundamento de toda sociedad, para los grupos de trabajo, para nuestra comunidad parroquial, para nuestro pueblo. Madre, ayúdanos a vivir las cualidades que integran la cordialidad. Amén.

Yo le pediré al Padre que os dé otro defensor

Salmo al Espíritu de vida



Espíritu Santo,
amigo entrañable,
golpea a la puerta
de mi corazón
y entra hasta el fondo.
Sin tu ayuda
todo es árido.
Sin tu fuerza
todo es debilidad.
Sin tu amor
renacerá el egoísmo.


Ven, Espíritu Santo,
desciende con tu luz para iluminar
lo que está a oscuras.
Danos entrañas de misericordia
para acoger siempre
a los que sufren y lloran.


Ven, Espíritu Santo,
intercede a nuestro favor,
haznos sencillos y reconciliados,
amigos del Señor,
abiertos a la esperanza.
Sin tu ayuda nada podemos hacer,
consolador de los tristes. Amén.

sábado, 28 de mayo de 2011

“El Padre con el Hijo y el Espíritu me aman y están conmigo“

Lectura del santo evangelio según san Juan (14,15-21):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Si me amáis, guardaréis mis mandamientos. Yo le pediré al Padre que os dé otro defensor, que esté siempre con vosotros, el Espíritu de la verdad. El mundo no puede recibirlo, porque no lo ve ni lo conoce; vosotros, en cambio, lo conocéis, porque vive con vosotros y está con vosotros. No os dejaré huérfanos, volveré. Dentro de poco el mundo no me verá, pero vosotros me veréis y viviréis, porque yo sigo viviendo. Entonces sabréis que yo estoy con mi Padre, y vosotros conmigo y yo con vosotros. El que acepta mis mandamientos y los guarda, ése me ama; al que me ama lo amará mi Padre, y yo también lo amaré y me revelaré a él.»


Palabra del Señor



Evangelio Comentado por:

José Antonio Pagola
San Juan (14,15-21)



NO ESTAMOS HUERFANOS



Una Iglesia formada por cristianos que se relacionan con un Jesús mal conocido, poco amado y apenas recordado de manera rutinaria, es una Iglesia que corre el riesgo de irse extinguiendo. Una comunidad cristiana reunida en torno a un Jesús apagado, que no seduce ni toca los corazones, es una comunidad sin futuro.

En la Iglesia de Jesús necesitamos urgentemente una calidad nueva en nuestra relación con él. Necesitamos comunidades cristianas marcadas por la experiencia viva de Jesús. Todos podemos contribuir a que en la Iglesia se le sienta y se le viva a Jesús de manera nueva. Podemos hacer que sea más de Jesús, que viva más unida a él. ¿Cómo?

Juan recrea en su evangelio la despedida de Jesús en la última cena. Los discípulos intuyen que dentro de muy poco les será arrebatado. ¿Qué será de ellos sin Jesús? ¿A quién le seguirán? ¿Dónde alimentarán su esperanza? Jesús les habla con ternura especial. Antes de dejarlos, quiere hacerles ver cómo podrán vivir unidos a él, incluso después de su muerte.

Antes que nada, ha de quedar grabado en su corazón algo que no han de olvidar jamás: «No os dejaré huérfanos. Volveré». No han de sentirse nunca solos. Jesús les habla de una experiencia nueva que los envolverá y les hará vivir porque los alcanzará en lo más íntimo de su ser. No los olvidará. Vendrá y estará con ellos.

Jesús no podrá ya ser visto con la luz de este mundo, pero podrá ser captado por sus seguidores con los ojos de la fe. ¿No hemos de cuidar y reavivar mucho más esta presencia de Jesús resucitado en medio de nosotros? ¿Cómo vamos a trabajar por un mundo más humano y una Iglesia más evangélica si no le sentimos a él junto a nosotros?

Jesús les habla de una experiencia nueva que hasta ahora no han conocido sus discípulos mientras lo seguían por los caminos de Galilea: «Sabréis que yo estoy con mi Padre y vosotros conmigo». Esta es la experiencia básica que sostiene nuestra fe. En el fondo de nuestro corazón cristiano sabemos que Jesús está con el Padre y nosotros estamos con él. Esto lo cambia todo.

Esta experiencia está alimentada por el amor: «Al que me ama…yo también lo amaré y me revelaré a él». ¿Es posible seguir a Jesús tomando la cruz cada día, sin amarlo y sin sentirnos amados entrañablemente por él? ¿Es posible evitar la decadencia del cristianismo sin reavivar este amor? ¿Qué fuerza podrá mover a la Iglesia si lo dejamos apagar? ¿Quién podrá llenar el vacío de Jesús? ¿Quién podrá sustituir su presencia viva en medio de nosotros?

LA PEONÍA

El origen de la peonía es salvaje pero, en la actualidad, podemos encontrarla en todo el mundo. Es una planta de carácter perenne. Uno de los aspectos que más destaca es su tallo, que llega a superar el metro de longitud. Las hojas que abrigan a la peonía se presentan de forma alterna. La flor posee cinco sépalos y el número de sus pétalos varía entre cinco y diez. Podemos hallar especies con muchos más pétalos, debido a la aparición de flores dobles. Su uso favorito es el decorativo puesto que su magnificencia llama la atención, al igual que su abanico de colores. Peonía significa 'veracidad'.


Reflexión


En la virtud de la veracidad se distinguen situaciones en que no existe el deber de decir toda la verdad. Vivir en la Verdad es vivir en Jesucristo, donde la verdad de Dios se manifestó toda entera. Y Jesucristo dijo de sí mismo: Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Él es la verdad sobre el sentido de nuestras vidas; es el camino que debemos seguir para heredar la vida eterna. Jesús condenó la falsedad y la hipocresía de los fariseos y alabó la sinceridad de Natanael. “La verdad os hará libres”. Por traernos la verdad, y también por decirla claramente, murió en una cruz, alcanzándonos el perdón de nuestras culpas.



Canto: Oh María, Madre mía



Oración

María, necesitamos que nuestras vidas sean más transparentes, más verdaderas.
Ayúdanos a crecer en amor a la verdad, en sinceridad, en sencillez, en naturalidad. Que en nuestro hablar y obrar en verdad mejoren nuestras relaciones con Dios y con los hermanos. Amén

Como no sois del mundo, por eso el mundo os odia.

Salmo en el amor


Entregar la vida
y ser feliz, Señor,
dándote todo por amor,
tú que eres bueno
de verdad y siempre.

Gracias por tu amor,
porque estamos en el mundo
para sembrar esperanza
y ayudar a los hombres
en el camino de la vida.


Gracias, Señor,
por ser amor verdadero
tejido siempre
a mi favor.

Sé, Señor,
que todo lo que me ha ocurrido,
me ocurre y me ocurrirá
en la vida,
ha salido de tus proyectos de amor.
Por eso te quiero
y te doy las gracias. Amén.

viernes, 27 de mayo de 2011

LA CALA


La Cala es también conocida como Lirio de agua. Su flor es de gran tamaño. Puede ser de varios colores aunque lo más habitual es que sea blanca. Tiene forma de tulipa, que rodea al espádice de color amarillo. Las hojas son de color verde fuerte, también de gran tamaño y con un gran valor ornamental. Se trata de plantas que sin ser acuáticas resisten muy bien la humedad.

 
 
Reflexión


De la cala hoy decimos que es una flor solidaria. Solidaria debido a su color blanco y elegancia de su porte. De hecho la vemos en los ramos de novia y resulta ideal para la decoración de jarrones de diseño y crear ambiente en el interior del hogar. Si eso se dice de la cala ¿Qué no diremos de nuestra Madre? María se muestra mujer que escucha, solidaria e impulsora de alegría. Escucha el “Ahí tienes a tu parienta Isabel que, en su vejez, ha concebido también un hijo; y la que llamaban estéril está hoy ya en el sexto mes; porque para Dios nada es imposible”.Escucha al anciano Simeón en la presentación de Jesús en el templo. Escucha la respuesta de su Hijo cuando la Madre le dice: “Hijo ¿por qué te has portado así con nosotros? María no entendió lo que Jesús le dijo, pero Ella conservaba todas estas cosas en su corazón.

Con facilidad, vivimos tan ocupados, que olvidamos las voces que llevamos dentro, que nos hablan de esperanza, de ilusiones, del prójimo, de un Dios, de una Madre que nos acompaña y nos aconseja a lo largo de nuestra vida.

Canto: Estrella y camino


Oración

María, Madre de la escucha, despierta en nosotros la actitud de aceptación de los demás con sus virtudes y defectos. Abre nuestro corazón al prójimo, falto de comprensión, afecto y en soledad. Madre, llénanos de paciencia para comprender al otro y poder enriquecer su vida. Danos la actitud de desprendimiento, de sacrificio y capacidad para llevar la cruz, junto con el que sufre. Amén

Esto os mando: que os améis unos a otros.

Salmo para vivir


Señor Jesús,
amigo en mis caminos.


Por haberte conocido,
gracias, Señor.


Porque eres formidable,
gracias, Señor.


Por mirarme siempre,
gracias de corazón.


Por tu vida entregada,
gracias por tu amor.

Por estar cercano,
gracias en el dolor.


Por tus pies cansados,
gracias te doy, Señor.


Por ser amigo siempre,
quédate, Señor.


Porque eres ilimitadamente bueno,
gracias siempre, Señor.

Porque nos quieres,
aquí tienes mi corazón. Amén.

jueves, 26 de mayo de 2011

LA ANÉMONA

La anémona es una planta universal. Su nombre procede de la antigua Grecia: anemos significa viento. Cuenta con un gran número de variedades y florece en las zonas templadas. Se pueden encasillar en tres grandes e importantes grupos: de flor de primavera, de flor de otoño y las especies mediterráneas, que florecen en el invierno como plantas de interior y en verano al aire libre. Las principales especies son: la anémona de los Apeninos que tiene tubérculos y flores en estrella, azul cielo. La anémona de monte griega, con hojas más anchas que la anterior. La Anemone nemorosa (Flor del Viernes Santo) tiene hojas verde oscuro y flores blancas con brillantes estambres amarillos. Simboliza abandono.



Reflexión


El abandono consiste en una amorosa, entera y entrañable sumisión y concordia de nuestra voluntad con la de Dios en todo cuanto disponga o permita de nosotros.

María es el Modelo perfecto del abandono en las manos del Señor. Por su docilidad y entrega el Señor pudo hacer maravillas en Ella. María creyó que por obra del Espíritu Santo, se convertiría en la Madre del Hijo de Dios. Toda la vida de la Virgen María nos muestra ese completo abandono a la voluntad del Señor, y la comunión con su plan. Desde la Anunciación hasta el Calvario su voluntad estuvo en completo abandono a la voluntad del Padre. El abandono en las manos del Señor supone sufrimiento, pero éste es necesario para ser lo que Dios quiere que seamos.


Canto: Tomad Virgen pura

Oración

Madre, haz que comprendamos que este abandonarnos, ponernos en las manos de Dios no puede darse sino nos despegamos de nosotros mismos, si no curamos nuestro orgullo y somos dóciles al Espíritu. Que nos vaciemos de nuestra a voluntad para que El pueda gobernar nuestra vida y colaboremos en su plan de amor. Amén.

Como el Padre me ha amado, así os he amado yo:

Salmo del amigo


Señor, amigo de los hombres,
me acerco a ti
cuando se acerca la noche
y te digo que te amo.
Tú eres amigo,
amigo de verdad,
no fallas nunca,
contigo se puede
siempre contar.
Tu amistad es sencilla
entrañablemente acogedora.



Eres realmente
un amigo de verdad,
que me conoces por mi nombre
y te acercas a mi vida
en todos los momentos.

Contigo, Señor,
todo es más fácil,
me puedo embriagar
en el vino de tu amor,
y ayudar a otros
a que descubran,
en medio de sus dudas,
el gozo de tu amistad. Amén.

miércoles, 25 de mayo de 2011

EL ALHELÍ

Existen varias especies de alhelí, pero la más extendida es la que lleva el sobrenombre de 'encarnado' o 'cuarenteno'. El nombre científico de esta flor es de penetrante perfume y de hoja perenne. Hay otras especies, además de la variedad 'encarnada', como puede ser el alhelí de campo, con flores muy llamativas, o el alhelí amarillo con propiedades curativas.

La base de esta planta es leñosa y presenta unos tallos altos, erectos y de gran fortaleza. Las hojas son lanceoladas, estrechas y se agrupan. Sus flores llaman la atención debido a su disposición en grandes espigas que contienen, a su vez, apretados racimos. Soporta temperaturas mínimas de hasta 5º C y máximas de hasta 23º C.



Reflexión


El nombre del Alhelí significa fidelidad en la adversidad. ¡Fidelidad! Si miramos a María veremos que nadie ha tenido una disposición tan atenta, tan fiel como Ella. Maria fue fiel ante todo cuando por amor, inició su búsqueda del sentido profundo del querer de Dios en Ella y para el mundo. Por eso preguntó al ángel de la Anunciación: ¿Como sucederá esto?

Es fácil ser constante por un día o dos. Es difícil e importante el ser constante durante toda la vida. No hay fidelidad, si no hay una paciente y generosa búsqueda. Y tampoco, si falta en el corazón del hombre una pregunta a la que solo Dios puede dar una respuesta, o mejor dicho, a la que solo Dios es la respuesta. Fidelidad es vivir de acuerdo a lo que se cree.

Canto: Madre de los creyentes


Oración

Madre, nadie como tú supo vivir en coherencia y fidelidad. Ayúdanos a aceptar incomprensiones, persecuciones, para que no seamos infieles y pongamos en practica lo que decimos creer. Que descubramos que la fidelidad se da en el encuentro sincero, generoso y paciente. Danos fuerza para no traicionar en la oscuridad lo que se aceptó en la luz. Amén.

Yo soy la vid, vosotros los sarmientos.

Salmo de la vid y los sarmientos


Tú eres, Señor, la vid
de donde sale
el vino bueno
que alegra el corazón.
Tú eres, Señor,
amigo de mi vida,
y yo soy sarmiento.
Si no estoy unido a ti
no tendré vida.
Separado de ti
no sirvo para nada.


Hazme, Señor, comprender
el gozo de vivir en ti,
unido a ti,
amigo entrañable
de todos mis caminos.


Ayúdanos, Señor
a que tu savia
inunde nuestras vidas
secas y rotas
por el pecado y el egoísmo.
Si tú te acercas
como vid verdadera,
el amor se hará realidad
en nuestra pobre vida
de sarmiento en la viña. Amén.

martes, 24 de mayo de 2011

EL PENSAMIENTO

El pensamiento es una planta semiperenne muy apreciada, y resiste muy bien el frío del invierno. Requiere unos cuidados sencillos. Su flor tiene variedad de tonalidades que la hacen favorita frente a otras especies. Es muy resistente a los climas adversos. Se ubica a la entrada de muchas ciudades y pueblos en jardines, glorietas y pequeñas raquetas que invitan a mirarlos al estar adornados como con una alfombra de varias de estas flores llenas de colorido y alegría. El pensamiento es la flor del recuerdo.



Reflexión


La flor pensamiento, nos puede ayudar a reflexionar sobre la calidad de nuestros pensamientos. Hoy vivimos en un mundo con un promedio de 80% de pensamientos negativos. Si nos fijamos en María, desde este instante, podemos abandonarlos y hacer un mundo mejor, con fe y esperanza porque el pensamiento positivo afecta todo lo que haces y llena de vibraciones todo lo que te rodea. Sólo trabaja en tu beneficio y en el de los demás. Podemos comenzar una vida nueva que irá impregnando con su fuerza todo nuestro ser. Si da gozo ver un jardín de pensamientos ¿cuánto más gozo no dará el encontrarse con un hombre, una mujer, que vive en positivo? Se necesita ser agradecido con lo que se tiene, y desde lo que se es intentar mejorar. La vida positiva se inicia ahora ya, desde donde uno está.



Canto: Madre de los creyentes



Oración

María, tú pudiste y quisiste. Destierra de nuestras mentes todo pensamiento negativo. Necesitamos renovar nuestras vidas y vivir en positivo. Madre, contigo somos capaces de cambiar, de aceptar nuestros errores, de perdonar y de caminar en libertad. María, aumenta nuestra fe y confianza en nuestras posibilidades y ayúdanos a elevar nuestro pensamiento a ti. Amén.

La paz os dejo, mi paz os doy: no os la doy yo como la da el mundo.

Salmo para la paz



Buscamos, Señor,
la paz del corazón,
la paz en nuestra tierra,
tan complicada y extraña.

Buscamos, Señor,
corazones que andan
en busca de la paz.
Paz a los de lejos,
paz a los de cerca,
paz en todas las partes.

Señor Jesús,
tú eres nuestra paz.
Donde tú estás
se construye la paz.
Donde tú estás cercano
se amasa la paz.
Donde tú estás amigo,
se hace amiga la paz.


Señor Jesús,
queremos construir
un mundo en tu paz
para sembrar las flores
de la libertad
donde el amor
sea fuente de paz verdadera. Amén.

lunes, 23 de mayo de 2011

EL NARCISO

El narciso o narcissus es una flor de leyenda, bulbosa, que flora generalmente en primavera. De ella hay múltiples variedades en diferentes colores.

La mitología griega relaciona su nacimiento con Narciso, un joven de extraordinaria belleza que, al verse reflejado en la superficie de un río, quedó enamorado de su propia imagen; murió ahogado tras lanzarse a las aguas. En ese mismo lugar, creció esta flor, con varios pétalos planos y la corola en forma de campana, que recibió su nombre.

Aunque es posible reproducirlo a partir de semillas, lo más habitual es la división de los bulbos, de los que saldrán ejemplares idénticos a la 'madre'. Crecen bien en diferentes tipos de suelo. Sus tallos son normalmente muy finos.


Reflexión


El joven Narciso se fijó orgullosamente en su belleza. María, no se miró a sí misma, se fijó en la grandeza de Dios, se reconoce como su esclava y se compromete en la historia de la Salvación, al lado de Cristo. Si Ella, la elegida entre todas las mujeres, Madre excepcional, así responde, justo es que nosotros, ante los dones que el Señor cada día nos ofrece, miremos a María para vivir sus mismas actitudes de gratitud, cariño y amor. Si se dan en nosotros estos mismos gestos de respuesta, además de dignificarnos, nos llenarán de la fuerza del Espíritu, de generosidad, de confianza y agradecimiento.


Canto: María, esperanza nuestra, Dios te salve


Oración final

María, Madre de Dios y Madre nuestra, elegida y ensalzada. Tú fuiste la favorita del Señor. Danos un corazón semejante al tuyo, capaz de reconocer y agradecer todo lo bueno que cada día recibimos y lo manifestemos con gestos de sencillez, amor, y entrega comprometida que ayuden a descubrir la imagen del Creador. Amén.

El que me ama guardará mi palabra y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él.

Salmo de intimidad



Señor,
tú deseas ser amado
más que ser admirado,
ser acompañado
desde la pobreza,
pues deseas más mis manos
que lo que hay en ellas.

Muéstrame, Señor,
que quieres compartir conmigo
tus secretos de amor,
Tú eres un Dios cercano,
más íntimo
que mi propia intimidad,
me conoces más a mí
que yo a mí mismo.


Sé, Señor, que en ti
estoy escribiendo
una aventura de amor,
donde voy aprendiendo
a jugármelo todo,
por seguirte, Señor.

Te doy las gracias
cada vez más,
porque tu amor es verdadero. Amén.

domingo, 22 de mayo de 2011

EL JAZMÍN

El jazmín es de origen árabe.
Sus valores más apreciados son la belleza de su flor y su aroma, por lo que es utilizado para la fabricación de múltiples perfumes. La mayoría tienen la flor blanca, excepto algunas especies que la tienen de color amarilla. Precisamente por esa variedad de sensaciones olfativas que es capaz de producir está íntimamente ligado al mundo de la perfumería, donde es la flor blanca más utilizada. Destacan del jazmín su aroma y su empleo en perfumería y también tiene una alta propiedad decorativa. Este arbusto proporciona un aspecto alegre y bello. Conviene saber que es una planta que requiere un gran cuidado y que éste debe ser diario. Es empleado en ocasiones como ambientador y ahuyentador de mosquitos.


Reflexión


Si el jazmín atrae por su aroma y es empleado como ahuyentador. A nosotros, los cristianos ¿cómo no nos sentimos atraídos por la fragancia del corazón de María? Ella fue derramando su perfume de santidad en la pobreza vivida en Belén, en el anonimato de la casita de Nazaret, en la sencillez de su discipulado siguiendo al Maestro durante su vida pública y en el duro caminar al compás de su Hijo en la subida al calvario. Ella supo que ser santa o santo consiste en un modo de ser y no en hacer cosas importantes.

Canto: Oh María, Madre mía

Oración

María, mujer y madre de misericordia. A ti recurrimos nosotros tus hijos, te invocamos en la lucha de este valle donde se construye el Reino. Escúchanos, camina con nosotros al paso de la historia y en la fatiga muéstranos a Jesús, fruto de tu amor y de tu fe. Ayúdanos a hacer posible una tierra más agradable para todos, donde nadie sea rechazado a pesar de tener un olor distinto al nuestro o características que no coincidan con nuestra cultura. Amén.

Yo soy el camino, la verdad y la vida

Salmo a Jesús

Señor Jesús,
¿a quién se te puede
comparar?
Tú eres todo
y a la vez te muestras
pequeño y pobre.
Tu amor es auténtico,
eres un Dios para los hombres,
y, siendo hombre,
permaneces siempre
hecho hombre por nosotros.


Tu vida es camino
para caminar
paso a paso
y beberse a tragos
el néctar de tu bondad.

Tú, Señor Jesús,
eres entrañable,
de manos y pies,
de corazón ardiente.


Es maravilloso
el haberte conocido
y saber que tú
jamás nos dejas
aunque caiga la noche. Amén.

sábado, 21 de mayo de 2011

“JESÚS nos Guía hasta el Padre. Sigámosle“

Lectura del santo evangelio según san Juan (14,1-12):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Que no tiemble vuestro corazón; creed en Dios y creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas estancias; si no fuera así, ¿os habría dicho que voy a prepararos sitio? Cuando vaya y os prepare sitio, volveré y os llevaré conmigo, para que donde estoy yo, estéis también vosotros. Y adonde yo voy, ya sabéis el camino.»

Tomás le dice: «Señor, no sabemos adónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?»

Jesús le responde: «Yo soy el camino, y la verdad, y la vida. Nadie va al Padre, sino por mí. Si me conocéis a mí, conoceréis también a mi Padre. Ahora ya lo conocéis y lo habéis visto.»

Felipe le dice: «Señor, muéstranos al Padre y nos basta.»

Jesús le replica: «Hace tanto que estoy con vosotros, ¿y no me conoces, Felipe? Quien me ha visto a mí ha visto al Padre. ¿Cómo dices tú: muéstranos al Padre? ¿No crees que yo estoy en el Padre, y el Padre en mí? Lo que yo os digo no lo hablo por cuenta propia. El Padre, que permanece en mí, él mismo hace sus obras. Creedme: yo estoy en el Padre, y el Padre en mí. Si no, creed a las obras. Os lo aseguro: el que cree en mí, también él hará las obras que yo hago, y aún mayores. Porque yo me voy al Padre.»

Palabra del Señor


Evangelio Comentado por:

José Antonio Pagola
San Juan (14,1-12)
 
NO OS QUEDÉIS SIN JESÚS

Al final de la última cena Jesús comienza a despedirse de los suyos: ya no estará mucho tiempo con ellos. Los discípulos quedan desconcertados y sobrecogidos. Aunque no les habla claramente, todos intuyen que pronto la muerte les arrebatará de su lado. ¿Qué será de ellos sin él?

Jesús los ve hundidos. Es el momento de reafirmarlos en la fe enseñándoles a creer en Dios de manera diferente: «Que no tiemble vuestro corazón. Creed en Dios y creed también en mí». Han de seguir confiando en Dios, pero en adelante han de creer también en él, pues es el mejor camino para creer en Dios.

Jesús les descubre luego un horizonte nuevo. Su muerte no ha de hacer naufragar su fe. En realidad, los deja para encaminarse hacia el misterio del Padre. Pero no los olvidará. Seguirá pensando en ellos. Les preparará un lugar en la casa del Padre y un día volverá para llevárselos consigo. ¡Por fin estarán de nuevo juntos para siempre!

A los discípulos se les hace difícil creer algo tan grandioso. En su corazón se despiertan toda clase de dudas e interrogantes. También a nosotros nos sucede algo parecido: ¿No es todo esto un bello sueño? ¿No es una ilusión engañosa? ¿Quién nos puede garantizar semejante destino? Tomás, con su sentido realista de siempre, sólo le hace una pregunta: ¿Cómo podemos saber el camino que conduce al misterio de Dios?

La respuesta de Jesús es un desafío inesperado: «Yo soy el camino, la verdad y la vida». No se conoce en la historia de las religiones una afirmación tan audaz. Jesús se ofrece como el camino que podemos recorrer para entrar en el misterio de un Dios Padre. El nos puede descubrir el secreto último de la existencia. El nos puede comunicar la vida plena que anhela el corazón humano.

Son hoy muchos los hombres y mujeres que se han quedado sin caminos hacia Dios. No son ateos. Nunca han rechazado de su vida a Dios de manera consciente. Ni ellos mismos saben si creen o no. Sencillamente, han dejado la Iglesia porque no han encontrado en ella un camino atractivo para buscar con gozo el misterio último de la vida que los creyentes llamamos “Dios”.

Al abandonar la Iglesia, algunos han abandonado al mismo tiempo a Jesús. Desde estas modestas líneas, yo os quiero decir algo que bastantes intuís. Jesús es más grande que la Iglesia. No confundáis a Cristo con los cristianos. No confundáis su Evangelio con nuestros sermones. Aunque lo dejéis todo, no os quedéis sin Jesús. En él encontraréis el camino, la verdad y la vida que nosotros no os hemos sabido mostrar. Jesús os puede sorprender.

EL JACINTO

El jacinto es una de las plantas más populares de los jardines, gracias a sus bellos racimos de flores de colores vivos e intenso perfume. Es ideal para jardines y balcones, para decorar macetas y jardineras. Las flores nacen en la primavera. Los racimos surgen del medio de las hojas, cada uno con pequeñas inflorescencias, todas ellas del mismo color. Existen diversas tonalidades. El jacinto significa constancia, cariño y gozo del corazón.


Reflexión


Si el jacinto es flor en racimo, flor de la constancia y del gozo del corazón… María es la Madre que constantemente está en el camino de la fe del pueblo de Dios. Ella nos lo demuestra, de modo especial con su cántico del Magnificat en la visitación, cántico que no deja de vibrar en el corazón de la Iglesia a través de los siglos. El Magnificat es un canto que viene a consagrar un encuentro: un acontecimiento de comunión, un cruce de caminos, un enfrentarse de personas con la finalidad de saludarse en paz. Una bendición mutua. No hay alabanza si no se realiza el encuentro. El canto del Magnificat supone el sofoco de quien ha tenido que andar mucho pero que sigue constante en alcanzar el encuentro con los hermanos y con Dios.



Canto: El Señor hizo en mí maravillas



Oración

María, tú cantaste tu acción de gracias y expresaste tu alegría con el canto del Magnificat. Haz que sintamos la alegría del verdadero encuentro. Ayúdanos a vivir en las horas y en los días de nuestro camino el primado de la caridad atenta, tierna y concreta, capaz de irradiar y contagiar a los demás el amor con que hemos sido amados por tu Hijo entregado a la muerte por nosotros. Amén

Dijo Jesús a sus discípulos: “Si me conocierais a mí, conoceríais también a mi Padre”.

Salmo a la palabra


Tú eres, Señor,
la Palabra de la vida
pronunciada en el silencio,
y que en silencio
debe ser acogida.
Haz que germine
en nuestros corazones
como buena noticia
a todos los hombres.


Tu Palabra, Señor,
nos da la vida,
por eso confío en ti;
aunque camine despacio
y por lugares oscuros,
no temo,
porque tu Palabra
es luz en mi camino.

Tu Palabra, Señor,
es siempre nueva,
alimento de mi alma,
por eso me es dulce
al paladar
y me sabe a amor
cuando la proclamo
desde mi pobre vida. Amén.

viernes, 20 de mayo de 2011

EL GIRASOL

El girasol es una planta ideal para aportar una visión coloreada y armónica a cualquier jardín.

Esta planta florece todo el verano, y hasta el otoño si se cortan las flores marchitas. Necesita que no le falte nunca el sol y esté en una maceta profunda con tierra fértil.

Consta de un tallo bastante resistente (no se ramifica), unas hojas grandes, con forma ovalada y bordes aserrados, y una gran flor, incluso en las variedades más pequeñas. Debe estar situada a pleno sol, hacía donde gira, y protegida del viento. La luz es un elemento fundamental.





Reflexión


Si la luz es elemento fundamental para que el girasol tenga vida, para nosotros, igual que lo fue para María, debe ser el estar abiertos a aceptar la voluntad de Dios. María fue fecunda por su disponibilidad al querer de Dios. Ella supo mirar al Señor, descubrir su voluntad y decir sí, no sólo cuando todo era fiesta, sino también en la incertidumbre, en la oscuridad, en el dolor. Si queremos ser grandes y fecundos, miremos al Señor como el girasol mira al sol, como María le miró y con generosidad digamos como Ella: “He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra” (Lc 1,38), para que nuestro corazón también se llene del gozo del Espíritu.



Canto: Madre de todos los hombres



Oración

María, ayúdanos a comprender la profundidad y madurez de tu sí. Enséñanos a decir cotidianamente que sí. Queremos vivir en la fecundidad y recrear cada día nuestra aceptación de la voluntad de Dios. Enséñanos a decir sí a la Palabra y a los hermanos. A decir sí en la vida y en la muerte. Amén

Nadie va al Padre sino por mí.

Salmo al camino



Tú, Señor,
eres camino
para ser recorrido
a golpe de amor.
Haznos recorrer
kilómetros de esperanza
 fiados de ti,
que eres verdaderamente
el camino de los hombres.



Tú, Señor,
nos invitas a seguirte,
a caminar en ti
hacia el Padre.


Ven, Señor,
nos invitas a seguirte,
a caminar en ti
hacia el Padre.

Ven, Señor,
cuando todo es dolor,
cuando la vida se acaba.


Ven, Señor,
y ayúdanos siempre
a vivir en ti,
recorriendo caminos
de esperanza y amor. Amén.

jueves, 19 de mayo de 2011

EL GERANIO

El geranio es una de las plantas más comunes en los hogares. Se puede afirmar que el principal uso  es el decorativo, en las casas y en los jardines privados. Esto se debe a su abundante floración y a la cantidad de colores que en la planta se pueden encontrar; lo cual permite tener una gran variedad cromática en cualquier estancia del hogar. Se denomina 'pelargonium', y ofrece numerosas especies con diferentes tamaños, formas, colores e, incluso, olores. La flor del geranio es una de sus partes más importantes, ya que en ella se encuentra su valor ornamental.


Reflexión


El geranio es una de las plantas más comunes en los hogares. ¿Podemos decir que hoy María, la Madre del genero humano, supone una verdad que en nuestros hogares nos es familiar? María es la Madre de todos los hombres, pero esta realidad, debemos reconocerla, hoy parece amenazada por lo que hay dentro del corazón de los hombres. En María podemos descubrir la fraternidad y la solidaridad de los hijos de Dios. Con María podemos mitigar la desunión y conquistar la paz, la unión, y ofrecer un amor que se hace perdón.



Canto: Santa María de la esperanza



Oración

María, Madre de todos los hombres, queremos que como el geranio, estés presente en todos los hogares. Intercede ante tu Hijo para que en todas las familias reine la unión, la paz, la armonía. Tú, todo caridad para el prójimo, consíguenos caridad para con todos. Que nunca nos falte tu amor. Haz que recurramos a ti con total confianza ya que tú todo nos lo puedes y quieres obtener. Amén.

El que recibe a mi enviado, me recibe a mí.

Salmo de la solidaridad



Queremos, Señor,
ser solidarios unos con otros
como tú con nosotros.
Tú Jesús,
eres la solidaridad
con todos y cada uno.
Te hiciste amigo de todos
en la vida cotidiana,
para poner alegría
en todos los senderos
de la historia humana.


Haznos solidarios
de los que sufren,
especialmente, Señor,
de los que no tienen nada
y lo pueden todo.



Haznos solidarios
con el pobre de la esquina
y el parado
y el joven deprimido.

Haznos solidarios
con los que no tienen
nada más que lo puesto,
y aún nos miran
y esperan de nosotros. Amén.

miércoles, 18 de mayo de 2011

LA CAMELIA


Esta planta o arbusto de hoja perenne llegó a Europa procedente de Japón y Corea.

Cuando se desea cultivarla hay que tener el sitio adecuado donde plantarla. Necesita mucha luz y que durante un parte del día tenga sombra. La zona debe ser más húmeda que seca y protegida de corrientes de aire. La camelia se puede reproducir bien por esqueje, injerto o semillas.



Reflexión


Si el contemplar una camelia debilita el dolor, contemplar a María es causa de alegría. Por ser nuestra Madre se constituye, sin duda, en una poderosa razón para producirnos verdadera alegría. Para el cristiano la alegría ha de ser algo consustancial, base firme para vivir, motivación auténtica de obrar y finalidad que se ha de perseguir. La alegría en la vida es un sentimiento profundo que brota de la confianza, del optimismo, del deber cumplido, de la armonía con uno mismo, con Dios y con los hermanos. La alegría es posible. La prueba es María. Ella es la Madre del gozo y causa de nuestra alegría: decir María es componer seguro umbral para la fiesta. Decir María es sentirla Madre cercana que llena de gozo luz y alegría.

Canto: Estrella y camino


Oración

María, sabemos que la alegría es un servicio a los demás. Danos tu alegría para que hagamos un poco más feliz la vida a los que cada día conviven con nosotros. Haznos sembradores de alegría y buen humor, no sólo entre los amigos, sino también en la familia y en la comunidad parroquial. Que nuestra presencia haga germinar la ilusión y las ganas de vivir. Amén

Lo que yo hablo, lo hablo como me ha encargado el Padre.

Salmo al Padre



Padre,
te llamamos siempre
en todas nuestras encrucijadas,
porque eres genial.
Tu amor es verdadero
como una mañana,
tiene la claridad
de una puesta de sol.
Eres un Dios estupendo
en todos los momentos,
de cercanía sin igual.
 
 
Padre,

te llamamos siempre
en nuestras horas bajas,
cuando aparece la niebla
y la oscuridad nos visita.
Te gritamos en la noche
porque tú acudes ahora
a la cita de la vida
para sembrar de esperanza
nuestras manos vacías.


Padre,
conocerte a ti
ha sido la historia
más bella de amor. Amén.

martes, 17 de mayo de 2011

EL GLADIOLO

El gladiolo es una de las flores más bellas que se pueden cultivar. Pero, necesita unos cuidados especiales, para conservar su salud, circunstancia que contribuirá a mantener la armonía y la belleza del jardín.


Esta flor ya se cultivaba en la época de los griegos y de los romanos. Su nombre originario, Gladiolus, significa 'espada', que por un lado se refiere a la forma de la hoja que es lanceolada terminando en punta y, por otro, al hecho de que la flor en la época de los romanos era entregada a los gladiadores que triunfaban en la batalla. Por eso es el símbolo de la victoria. Sus hojas son alargadas y lanceoladas. Todas sus hojas salen de la base, y suelen variar en cantidad entre una y doce.



Reflexión


El gladiolo es la flor de la cita de amor y la recaracterística del cristiano, del seguidor de Jesús, no es otra que el amor. “En esto conocerán que sois mis discípulos: si os amáis los unos a los otros” (Jn 13,35).

Si Dios es amor. María también es amor. Ella es el lado misericordioso y tierno del amor de Dios. Amor que, por un lado, sube hasta Dios y, por lo tanto, tiene toda la gratitud de una criatura, toda la profundidad de una madre, toda la pureza de una virgen y por otro lado, se dirige a nosotros, hacia la tierra, hacia tus hijos. En María está toda entrega de amor y servicio incondicional a Dios y a cuantos le rodean. Ella es el modelo a seguir porque si juntamos el amor de todos los esposos y de todos los hijos: todo ese amor no igualaría al amor que María nos tiene a cada uno de nosotros.


Canto: Mientras recorres la vida


Oración

Señor Jesús, como el gladiolo adora al sol, así queremos adorarte sólo a ti. María, haz que aumente en cada uno de nosotros el amor. Que tu Hijo, nuestro Dios y Señor, sea el motor de nuestras vidas. Que cada día nuestro amor sea mucho más fuerte, rico, tierno y entregado. Que nuestro corazón sea semejante al tuyo y seamos capaces de manifestar nuestro amor a cuantos nos rodean. Amén

Mis ovejas escuchan mi voz y yo las conozco.

Salmo de los cristianos



Buscamos, Señor,
en la noche tu rostro,
para ser
cristianos auténticos,
verdaderamente entregados.
Haznos, Señor,
cristianos comprometidos
al servicio de la humanidad,
constructores de vida,
abiertos a tu Palabra,
entusiasmados en el amor.




Haznos, Señor,
cristianos de cuerpo entero
abiertos a la cruz,
cerrados al pecado,
capaces de construir,
siempre cercanos a todos,
conmovidos por los pobres,
llenos de tu vida.


Haznos, Señor,
cristianos que arriesgan la vida
para sembrar la esperanza
y llenar nuestra tierra
de flores de solidaridad
y de paz. Amén.

lunes, 16 de mayo de 2011

Yo soy la puerta de las ovejas

Salmo a Cristo resucitado


¡Qué maravilloso, Señor!
Parecía algo increíble.
Jesús vive resucitado.
Murió por nuestros pecados
y resucitó a la vida,
y la muerte
ya no tiene poder sobre él.


¡Es increíble!
Dios se hizo hombre
para siempre.
Vino para nosotros,
para ser compañero
y sembrar esperanza
en nuestros caminos.

¡Es increíble!
¡Cómo nos sorprende Dios!
Jesús, el hombre,
es verdadero Dios
y ama con corazón humano. Amén.

LA MARGARITA

Con el nombre de Margarita hay un sin fin de plantas agrupadas. Poseen flores blancas y amarillas. Se resiembran espontáneamente y prefieren una ubicación soleada y un suelo que cuente con buen drenaje.

Los pétalos de las margaritas tienen una forma alargada y rodean un botón central dorado o amarillo del cual están sostenidos. Las hojas de las margaritas tienen una forma ovalada. Sus tallos son largos, leñosos y delgados alcanzando, en algunos casos, hasta un metro de altura. Esta flor es muy resistente a muchas enfermedades y plagas. En algunas culturas simboliza la pureza. Se trata de una planta muy decorativa.

 
Reflexión


Seguro que todos recordamos cómo la Margarita es usada para saber si un amor es o no aceptado, "algo arriesgado". Podemos preguntarnos ¿Amo yo a María como a verdadera Madre? ¿La quiero de verdad? Por los frutos se conocerá. María fue el corazón de la familia de Nazaret. Ella hizo de su casa un centro de amor. Hoy este amor ¿está en nuestro pensamiento, en nuestras palabras? ¿Somos ánimo, impulso y vida como la frescura de la mañana para las margaritas?



Canto: Eres más pura que el sol



Oración

Señor, en María todo era virginidad, inocencia, amor honesto. Haz que crezca nuestro amor y unión contigo y con los que nos rodean. Que la amemos con todo nuestro ser y lo manifestemos en nuestro compromiso y entrega, especialmente hacia quienes sufren, están solos… A quienes buscan y necesitan una mano amiga, cariñosa y respetuosa. Que seamos para las personas con las que nos encontramos, como el roció mañanero que refresca y da vida. Haz, Señor, que profesemos un sincero amor a María y que nuestro rezar, actuar y vivir sea conforme con el amor que creemos, proclamamos y pedimos. Amén

domingo, 15 de mayo de 2011

FLOR DE ANTURIO

La flor de Anturio, es una planta que se caracteriza por tener unas flores muy duraderas. Tiene una especie de hoja de un color muy vivo que crece en torno a una pequeña espiga, la flor propiamente dicha.

Tiene apariencia muy exótica, pero sus cuidados no son complicados. Necesita mantener humedad elevada y las hojas limpias. En época fría conviene trasladarlas a un lugar cálido.



Reflexión


La expresión del rostro de María y su presencia a lo largo de la vida de su Hijo, constituyen la fisonomía que la igualan con las características de la flor de Anturio. María no sólo lo acompañó hasta el Calvario sino que estuvo ‘de pie’. María, al pie de la cruz miraba a su único Hijo torturado, crucificado, humillado siendo inocente, y destrozada por el dolor, estaba “de pie junto a la cruz”. Con la fuerza que le dio el Espíritu Santo siguió hasta el final el proceso de su Hijo. María con fortaleza y fe “asegura en las dificultades la firmeza y la constancia en la búsqueda del bien”. Ella ayuda a resistir las tentaciones y superar los obstáculos. La fe y la firmeza hacen a la humanidad duradera e imperecedera. Tener fe es tener la plena seguridad de recibir lo que se espera; es estar convencidos de la realidad de cosas que no vemos.



Canto: Dolorosa de pie



Oración

Pidamos al Señor que como a María, nos fortalezca en la fe para no desfallecer en el seguimiento de Cristo y en el servicio a los demás. Que podamos superar las pruebas y poder decir con certeza: Dame la fortaleza para cambiar lo que puedo cambiar, serenidad para aceptar lo que no puedo cambiar y sabiduría para reconocer la diferencia. Amén

Yo soy la puerta: quien entre por mí se salvará y podrá

Salmo del buen pastor


Te adoramos a ti, Señor,

buen Pastor de las ovejas,
puerta siempre abierta;
amigo en el camino,
dando la vida a pedazos.
Te pedimos, buen Pastor,
por la humanidad,
por los jóvenes del planeta,
para que sean generosos
en decir sí.
 
 
Buen Pastor,

condúcenos a fuentes tranquilas,
repara nuestras fuerzas.
Buen Pastor,
acércate siempre
a nuestra vida
y estampa en nuestras mejillas
tu amor derramado.



Aunque caminemos
por valles de tinieblas,
aunque la luz se apague,
no tenemos miedo
pues tú, buen Pastor,
nos conduces siempre
por lo mejor de la vida. Amén.

sábado, 14 de mayo de 2011

Lectura del santo evangelio según san Juan (10,1-10):

En aquel tiempo, dijo Jesús: «Os aseguro que el que no entra por la puerta en el aprisco de las ovejas, sino que salta por otra parte, ése es ladrón y bandido; pero el que entra por la puerta es pastor de las ovejas. A éste le abre el guarda, y las ovejas atienden a su voz, y él va llamando por el nombre a sus ovejas y las saca fuera. Cuando ha sacado todas las suyas, camina delante de ellas, y las ovejas lo siguen, porque conocen su voz; a un extraño no lo seguirán, sino que huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños.»

Jesús les puso esta comparación, pero ellos no entendieron de qué les hablaba.

Por eso añadió Jesús: «Os aseguro que yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que han venido antes de mí son ladrones y bandidos; pero las ovejas no los escucharon. Yo soy la puerta: quien entre por mí se salvará y podrá entrar y salir, y encontrará pastos. El ladrón no entra sino para robar y matar y hacer estrago; yo he venido para que tengan vida y la tengan abundante.»


Palabra del Señor


Evangelio Comentado por:

José Antonio Pagola
San Juan (10,1-10)
LA PUERTA
Jesús propone a un grupo de fariseos un relato metafórico en el que critica con dureza a los dirigentes religiosos de Israel. La escena está tomada de la vida pastoril. El rebaño está recogido dentro de un aprisco, rodeado por un vallado o un pequeño muro, mientras un guarda vigila el acceso. Jesús centra precisamente su atención sobre esa «puerta» que permite llegar hasta las ovejas.

Hay dos maneras de entrar en el redil. Todo depende de lo que uno pretenda hacer con el rebaño. Si alguien se acerca al redil y «no entra por la puerta», sino que salta «por otra parte», es evidente que no es el pastor. No viene a cuidar a su rebaño. Es «un extraño» que viene a «robar, matar y hacer daño».

La actuación del verdadero pastor es muy diferente. Cuando se acerca al redil, «entra por la puerta», va llamando a las ovejas por su nombre y ellas atienden su voz. Las saca fuera y, cuando las ha reunido a todas, se pone a la cabeza y va caminando delante de ellas hacia los pastos donde se podrán alimentar. Las ovejas lo siguen porque reconocen su voz.

¿Qué secreto se encierra en esa “puerta” que legitima a los verdaderos pastores que pasan por ella y que desenmascara a los extraños que entran «por otra parte», no para cuidar del rebaño sino para hacerle daño? Los fariseos no entienden de qué les está hablando aquel Maestro.

Entonces Jesús les da la clave del relato: «Os aseguro que yo soy la puerta de las ovejas». Quienes entran por el camino abierto por Jesús y le siguen viviendo su evangelio, son verdaderos pastores: sabrán alimentar a la comunidad cristiana. Quienes entran en el redil dejando de lado a Jesús e ignorando su causa, son pastores extraños: harán daño al pueblo cristiano.

En no pocas Iglesias estamos sufriendo todos mucho: los pastores y el pueblo de Dios. Las relaciones entre la Jerarquía y el pueblo cristiano se viven con frecuencia de manera recelosa, crispada y conflictiva: hay obispos que se sienten rechazados; hay sectores cristianos que sienten marginados.

Sería demasiado fácil atribuirlo todo al autoritarismo abusivo de la Jerarquía o a la insumisión inaceptable de los fieles. La raíz es más profunda y compleja. Hemos creado una situación muy difícil. Hemos perdido la paz. Vamos a necesitar cada vez más a Jesús.

Hemos de hacer crecer entre nosotros el respeto mutuo y la comunicación, el diálogo y la búsqueda sincera de verdad evangélica. Necesitamos respirar cuanto antes un clima más amable en la Iglesia. No saldremos de esta crisis si no volvemos todos al espíritu de Jesús. El es “la Puerta”.

LA FUCSIA

La Fucsia es conocida también como Pendientes de la Reina. Se trata de una especie fácilmente cultivable en casi todas las zonas climáticas. Es muy fácil conseguir su floración en verano y con algunos cuidados básicos se logrará que el mismo ejemplar florezca año tras año.

Para conseguir un buen éxito en su cultivo es preferible adquirir ejemplares pequeños en primavera e ir adaptándolos, poco a poco, a la estancia de ubicación, proporcionándoles mucha luz y humedad. Es conveniente aislarla del frío y colocándola en un lugar cálido, bien protegida del viento.



Reflexión


Si los Pendientes de la Reina se cultivan en casi todas las zonas climáticas y florecen año tras año, ¿con cuánta más razón, los cristianos, no hemos de invocar a la Virgen María con el título de Reina? En Ella, que es la Madre del Rey de los reyes es en quien hemos de poner toda nuestra confianza. Pues si el Hijo es el Rey, justo es también que a la Madre le llamemos Reina. En las letanías decimos: Reina de caridad, Reina de misericordia, Reina de paz, Reina del mundo, Reina de todo lo creado… Con ello nos invita a poner toda nuestra confianza en esta Reina y Madre de misericordia. Tal y como lo decimos en el rezo de la Salve.

Canto: Salve Madre

Oración

Salve Señora, Reina del cielo. Dios que te colmo de tanta riquezas y te hizo Reina de la misericordia, míranos con compasión, no nos dejes envueltos en nuestra miseria. Haz que te ofrezcamos lo que somos y tenemos para que con amor y generosidad te sirvamos en nuestros hermanos con corazón compasivo y misericordioso. Amén.




Tú tienes palabras de vida eterna.

Salmo bautismal



Te alabamos, Señor, y te bendecimos
por el bautismo,
con el que nos has hecho hijos tuyos,
miembros de la Iglesia,
amigos de todos.

En el bautismo
hemos sido sepultados contigo
para llevar una vida de resucitados,
muriendo al egoísmo,
viviendo en la entrega.
Gracias porque podemos buscar
los bienes de allá arriba,
por borrarnos el pecado original,
porque tu amor
es más fuerte que el pecado y la muerte.

Ahora, Señor,
te doy las gracias de todo corazón,
por el don del bautismo,
por incorporarnos a Cristo,
a su misma vida,
porque sabemos
de un amor que no pasa de moda
y porque nos has llamado
por nuestro nombre,
tus hijos amados. Amén.

viernes, 13 de mayo de 2011

Yo soy la puerta: quien entre por mí se salvará y podrá entrar y salir, y encontrará pastos.

Salmo del buen pastor


Te adoramos a ti, Señor,
buen Pastor de las ovejas,
puerta siempre abierta;
amigo en el camino,
dando la vida a pedazos.
Te pedimos, buen Pastor,
por la humanidad,
por los jóvenes del planeta,
para que sean generosos en decir sí.
Buen Pastor,
condúcenos a fuentes tranquilas,
repara nuestras fuerzas.
Buen Pastor,
acércate siempre
a nuestra vida
y estampa en nuestras mejillas
tu amor derramado.


Aunque caminemos por
valles de tinieblas,
aunque la luz se apague,
no tenemos miedo
pues tú, buen Pastor,
nos conduces siempre
por lo mejor de la vida. Amén.

LA PRÍMULA

Las Prímulas son también conocidas como primaveras de jardín (por ser la primera en florecer). Muchas de las especies de este género se dan espontáneamente en todo el hemisferio norte.

Tiene abundante follaje, con hojas alargadas, dentadas y de textura rugosa de color verde amarillento y algo más claras en el envés. Sus flores, de seis pétalos nacen en el centro formado por el follaje y tienen distintos tamaños y tonalidades. También se recolecta para usos medicinales.


Reflexión


Si la prímula es la primavera de jardín, María es la primavera de Dios. María es la que en el tronco antiguo de la humanidad mantiene jugosos y tiernos los conductos de la savia nueva que va a venir. En su tierra se levanta su Hijo Jesús como centro y referencia de la nueva creación. Es ahí donde el hombre y la mujer encontrarán un nuevo clima de paz, de reconciliación y de la amistad con Dios. Y es María quien nos anuncia esta primavera nueva, la que nos acerca a la armonía, al amor. La que rompe con todo lo viejo que hay en cada corazón y nos hace hombres y mujeres nuevos. Hombres y mujeres de primavera capaces de disfrutar con la alegría que nace cada día, con sones, con flores y sonrisas, con cada canción de alabanza.



Canto: El trece de mayo



Oración

Santa María, Madre de Dios, haznos vivir la nueva primavera del amor en el corazón. Haznos capaces de hacer florecer las flores del respeto, la justicia, la paz, la fraternidad y la solidaridad para que vayamos repartiendo las flores de tu bondad en el lugar de trabajo: en la casa, en el colegio, en el despacho, en la calle… Que junto contigo sembremos las semillas del amor y nuestro mundo se renueve y se convierta en una auténtica primavera para todos los hombres. Amén.




El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él.

Salmo a un Dios sorprendente

Me habían contado
que tú eras extraordinario,
que la fiesta de la vida
sin tu presencia
era un verdadero tostón,
y un día saliste a mi encuentro
y llenaste mi vida de estrellas.

Se quedaban cortos
los que me decían
que eras sorprendente.
 Eras mucho más,
a nadie se te puede comparar.


Tú eres la alegría de la vida,
en ti todo se ilumina.
Cuando las luces se apagan,
tu luz inunda mi corazón;
realmente eres “otra cosa”.

Me encanta haberte conocido,
me fascina tu corazón,
me enamora tu vida.
Tú eres siempre el mismo
y siempre nos sorprendes,
eres la novedad
cuando todo nos aburre.
Tú lo recreas todo
con tu presencia. Amén.

jueves, 12 de mayo de 2011

LA VIOLETA


La violeta es una planta perenne que carece de tallo aparente. Una de sus características más llamativas es su intenso perfume, su gracia y elegancia. En la raíz hay diversos ácidos orgánicos que contienen propiedades analgésicas y antipiréticas.  Se emplea principalmente para ablandar la tos y fluidificar las secreciones de las vías respiratorias. También para eliminar hinchazones producidas por golpes y contusiones; se prepara una cataplasma con hojas frescas hervidas en poca agua, para aplicar, caliente, sobre la parte dolorida.


Reflexión


Las propiedades curativas de la violeta son numerosas. Por eso se emplea como remedio de muchos males. ¿De dónde le viene tanta riqueza?¿No será debido a su humildad? Quien se propone alcanzar esta virtud, adquiere una gran riqueza. Con ella le vienen todos los bienes juntos, porque la humildad, al igual que la violeta, cura muchas enfermedades. La humildad libera de la envidia, del orgullo, del afán de destacar, del deseo de sobresalir, de la soberbia.

Mirando a María, mujer humilde por excelencia, podemos aprender y adquirir este tesoro. La humildad todo lo puede, todo lo alcanza, todo lo cura. Los que la poseen atraen la amistad de Dios y son un tesoro para los hombres.

Canto: Cuantas veces siendo niño te recé


Oración

María, a ti, con tu “He aquí la esclava del Señor”, te vinieron todos los vienes. Experimentaste que el Señor enriquece a los humildes y humilla a los soberbios de corazón. Concédenos experimentar la gracia y elegancia de esta virtud y pedirla con insistencia. Amén

LA VIOLETA


La violeta es una planta perenne que carece de tallo aparente. Una de sus características más llamativas es su intenso perfume, su gracia y elegancia. En la raíz hay diversos ácidos orgánicos que contienen propiedades analgésicas y antipiréticas.  Se emplea principalmente para ablandar la tos y fluidificar las secreciones de las vías respiratorias. También para eliminar hinchazones producidas por golpes y contusiones; se prepara una cataplasma con hojas frescas hervidas en poca agua, para aplicar, caliente, sobre la parte dolorida.




Reflexión




Las propiedades curativas de la violeta son numerosas. Por eso se emplea como remedio de muchos males. ¿De dónde le viene tanta riqueza?¿No será debido a su humildad? Quien se propone alcanzar esta virtud, adquiere una gran riqueza. Con ella le vienen todos los bienes juntos, porque la humildad, al igual que la violeta, cura muchas enfermedades. La humildad libera de la envidia, del orgullo, del afán de destacar, del deseo de sobresalir, de la soberbia.


Mirando a María, mujer humilde por excelencia, podemos aprender y adquirir este tesoro. La humildad todo lo puede, todo lo alcanza, todo lo cura. Los que la poseen atraen la amistad de Dios y son un tesoro para los hombres.


Canto: Cuantas veces siendo niño te recé





Oración



María, a ti, con tu “He aquí la esclava del Señor”, te vinieron todos los vienes. Experimentaste que el Señor enriquece a los humildes y humilla a los soberbios de corazón. Concédenos experimentar la gracia y elegancia de esta virtud y pedirla con insistencia. Amén